Quema grasa después del entrenamiento

Share
Respecto a la alimentación, debemos realizar 6 comidas al día y realizarlas en los horarios adecuados. Debemos comer los suficiente para alimentar nuestro organismo, pero sin sobrepasar las necesidades energéticas del mismo.
Consumir alimentos bajos en grasas y naturales, evitando las grasas malas y la comida basura.
Cuidado con la comida fuera de casa, lo mejor es llevar alguna pieza de fruta o una barrita de cereales. De esta forma evitaremos comer en exceso y la comida insana.
La alimentación debe ser un estilo de vida y un hábito saludable, no algo temporal o para un par de meses.
Respecto al ejercicio físico, es el otro factor que nos puede afectar a la hora de mantener el peso adecuado. Debemos realizar al menos 45 minutos de ejercicio 3 veces por semana. Esto nos ayudará a mantener el peso y mejorar nuestra salud.
Las calorías que el cuerpo no necesita se acumulan en el cuerpo en forma de de grasas. Teniendo controlados estos dos factores podemos mantener el peso a largo plazo sin ningún problema.
El exceso de consumo de oxígeno después de entrenar (EPOC) es el término científico usado para describir el Incremento de la tasa metabólica que sigue al entrenamiento. Su duración puede depender de un número de factores, incluyendo el tipo de ejercicio, la intensidad con que se practicó y su duración. Sabemos que el metabolismo se mantienen elevado después de entrenar, pero no conocemos bien qué lo causa.
Hay muchas teorías respecto a lo que sucede en el cuerpo para mantener el metabolismo acelerado después de entrenar. Dos términos que ya conocéis -ácido láctico y fosfato de creatina- pueden tener que ver con ello. Los científicos creen que el metabolismo se mantiene elevado después de entrenar para ayudar a eliminar y reutilizar el ácido láctico creado por los músculos, y también para recuperar el fosfato de creatina que utilizaron.
Ambos procesos se basan en la energía aerobia, y su mayor parte se alimenta con grasa corporal. La clave está en saber cómo podemos potenciar el efecto. Los científicos de la Universidad de Osio se prepararon para descubrir lo que pudieron sobre el EPOC.
Resultados de la investigación
Los Investigadores noruegos analizaron múltiples estudios para determinar qué variables de ejercicio conducían a la elevación más hipercalórica y duradera del metabolismo. Esto es lo que descubrieron:
Cuando hacemos aerobios, la duración parece ejercer más Impacto que la Intensidad o el tipo de ejercicio. En otras palabras, cuanto más duren nuestros aerobios, más se potenciará nuestro metabolismo.
Al hacer pesas sucede lo contrario, ya que la intensidad ejerce el máximo impacto sobre el EPOC. Cuanto más peso levantéis, más se elevará el metabolismo en reposo y más durará el gasto calórico adicional.
Usa más peso para perder más grasa
El gráfico muestra la aceleración del metabolismo producido por diferentes intensidades de entrenamiento. En el estudio que usó grandes pesos, los atletas trabajaban haciendo ocho series de 6 repeticiones a tope en la prensa con descansos de tres minutos. En el estudio que usó pesos ligeros, los atletas hacían diez ejercicios de torso y parte inferior con cinco series de doce repeticiones y dos minutos de descanso entre ellas.
Curiosamente, el entrenamiento de pierna pesado de ocho series y periodos más largos de descanso mantuvo la velocidad de metabolismo en reposo (RMR) elevada durante más tiempo y gastando más calorías en comparación con el entrenamiento ligero de todo el cuerpo que utilizó un total de 50 series.
Share