Ganar a toda costa: se tira en plancha para cruzar la meta antes que su rival

Share

En los libros de historia del deporte suelen aparecer los triunfadores, los que ganan competiciones o consiguen marcas estratosféricas. Pero también hay páginas reservadas para los grandes innovadores, los que se les ocurre aplicar una estrategia que nadie había imaginado antes. Ahí está Dick Fosbury, el hombre que revolucionó el salto de altura encarando el listón de espaldas, en lo que en los años ‘60 parecía una excentricidad pero hoy se ha convertido en la norma. O William Webb Ellis, aquel footballer del siglo XIX que aprovechó un vacío legal en las reglas para agarrar la pelota con las manos y salir corriendo con ella, inventando así todo un juego nuevo: el rugby.

Quizás sea excesivo pensar que Infinite Tucker va a llegar tan lejos, pero por lo menos durante un tiempo su hazaña tan peculiar será recordada como una gran muestra de creatividad. Este velocista, que competía en una prueba de 400 metros vallas, llegaba a los metros finales con una ventaja mínima sobre el segundo y ya mucha fatiga tras el esfuerzo realizado. Por eso, ante el temor de verse superado en el último momento, optó por una estrategia de lo más original: en lugar de seguir corriendo se lanzó en plancha, al más puro estilo Supermán.

El impulso fue el suficiente para marcar un tiempo de 49,49 segundos y ganar la carrera, que formaba parte del campeonato de la la Conferencia Sureste de la NCAA, la organización que agrupa las competiciones deportivas universitarias en Estados Unidos. Tucker representa a Texas A&M, la sexta universidad más grande del país, con sede en College Station, prácticamente a mitad de camino entre Dallas, Austin, San Antonio y Houston. Se da la circunstancia de que el corredor derrotado, Robert Grant, es compañero de equipo, por lo que no dudó en acercarse a felicitarle inmediatamente después, pese a lo extraño de la maniobra.

Tucker cumplirá los 21 años el próximo día 22 de mayo. Compite en toda clase de pruebas de velocidad, con o sin vallas, aunque precisamente sus mejores resultados han llegado en esta misma categoría, 400 m vallas, en la que tiene una mejor marca personal de 49,38 segundos (el récord del mundo está en 46,78; lo tiene el también estadounidense Kevin Young desde los Juegos Olímpicos de Barcelona ‘92). La buena progresión de Tucker le ha permitido, a su edad, llegar a estar en el puesto 74º del ranking mundial.

Quizás el momento de cruzar la línea de meta sea el más destacado de las carreras en el atletismo. No solo porque es el punto culminante en el que se decide al ganador, sino porque es donde se suelen ver las anécdotas más divertidas o las ocurrencias más originales. No hace mucho nos sorprendimos y nos reímos a partes iguales con el desafortunado corredor que consiguió terminar la maratón de Londres tras completar los 42 kilómetros con un disfraz de Big Ben… tan aparatoso que no podía pasar por el arco de llegada.

Tomado de https://es.sports.yahoo.com/noticias/ganar-a-toda-costa-se-lanza-en-plancha-para-cruzar-la-meta-antes-que-su-rival-103534911.html

Share
Sobre RDairon 861 Artículos
Soy administrador de red, Mi equipo preferido es el Real Madrid.