Arthur y De Jong abren la puerta a una evolución en la formación del Barça

Share

Tras una temporada con sabor agridulce, el FC Barcelona quiere volver a luchar por los títulos, y se prepara con una importante reforma en su plantilla. En el capítulo de altas espera traer juventud y calidad para el presente y el futuro del equipo, y en el de bajas, abrir las puertas a todos los que no han funcionado o que no están cómodos en la Ciudad Condal. En el tercer año de Ernesto Valverde se espera otra evolución del proyecto, y hay varias oportunidades para mejorar.

Una de las mezclas que los culés tienen ganas de ver es la de Arthur y Frenkie de Jong. En plena crisis de veteranos como Sergio Busquets o Ivan Rakitic, la afición exige más que nunca, y aunque no hay que precipitarse con la experiencia de dos futbolistas con mucha experiencia en su cabeza y en sus piernas, está claro que los jóvenes, poco a poco, deben ir tomando el testigo. Rendirán ahora, y en un tiempo serán los máximos responsables de la medular.

Después de brillar en su último partido con Brasil, el de Goiania reflexionó sobre las diferencias tácticas de la ‘canarinha’ y su club, ya que Tite le permite bajar más y una mayor implicación en la creación, y el Txingurri le pide lo mismo, pero unos metros más adelante, lo que le obliga a pensar y ejecutar más rápido y a atreverse y llegar más, algo que, de momento, le está costando un poco más asimilar. Es una exigencia que no tenía en el Gremio de Porto Alegre.

Esta valoración, junto a la llegada del neerlandés, abre la puerta a una formación que el extremeño conoce bien -la ha usado en otros clubes con frecuencia-, y que podría aportar soluciones. Si en su primera campaña, el técnico propuso un 4-4-2 muy flexible y en la segunda recuperó el 4-3-3 clásico, ahora la elegida podría ser un 4-2-3-1, que permitiría un gran encaje de las nuevas piezas que llegarán al centro del campo y a la zona ofensiva, en la que también se preparan cambios.

En el doble pivote entrar el brasileño y el holandés, además de otros como Busquets, Rakitic, Sergi Roberto o Arturo Vidal. Por delante, además, habría mucho sitio para medias puntas como Leo Messi, Ousmane Dembélé, Malcom si se queda y también dos o tres discutidos, como un Philippe Coutinho que podría encontrar esa posición que tanto necesita, o por ejemplo un Antoine Griezmann que no es nueve específico o un Rodrigo con versatilidad para moverse con libertad. Como referencia, el más experto es Luis Suárez, que podría rotar y dejar sitio a frente de ataque mucho más móvil.

Este sistema requeriría varios ajustes, pero podría proporcionar un nuevo equilibrio entre defensa, creación y ataque. La capacidad para conectar entre líneas y la habilidad para intercambiar posiciones de todos los cracks que están a disposición de Valverde podría devolver esa vitalidad que tanto necesita la posesión, y haría falta, claro está, una implicación en la presión que al de Viandar de la Vera ya le gusta imprimir a sus pupilos. Incluso llegadores como el croata y el chileno podrían actuar más adelantados y dotar al once de un carácter más sólido.

El Barça debe recuperar el estilo y quitarse complejos

Después de dos golpes durísimos en Europa, hay un camino claro para el Barça, que es recuperar el estilo y quitarse los complejos. Si algo tienen en común Roma y Liverpool es que se perdieron las dos señas de identidad del nuevo proyecto, porque no se vieron ni la voluntad de ser protagonistas de los catalanes ni la solidez que Valverde devolvió a sus hombres. Sumando un poco de cada y con nuevas y renovadas fuerzas, toca volver a aspirar a la Champions. El triplete es de nuevo el objetivo, y la ambición será determinante.

Tomado de https://www.fcbarcelonanoticias.com/arthur-frenkie-de-jong-abren-puerta-evolucion-formacion-barcelona-4-2-3-1-225445-2019-06.php

Share
Sobre RDairon 934 Artículos
Soy administrador de red, Mi equipo preferido es el Real Madrid.