Ansu Fati agita La Rojita en diez minutos

Share

El atacante de 16 años debuta con el partido resuelto (0-2) y en en seis acciones provoca más zozobra en la defensa de Montenegro que los delanteros titulares en una hora

La UEFA permite cinco sustituciones en la fase clasificatoria para la Eurocopa sub-21. El experimento reglamentario abrió las puertas al debut internacional del imberbe Ansu Fati, que con 16 años ingresó como cuarto cambio de España a falta de 10 minutos para el final del partido de la segunda jornada de clasificación, contra Montenegro en Pogdorica. Reemplazó a Cucurella. A contrarreloj en su intento de dejar huella en un partido que ya languidecía con el 0-2, pudo intervenir pocas veces pero las explotó al máximo. En 10 minutos generó más alarma en la zaga contraria que atacantes titulares como el valencianista Ferrán Torres o el rayista Andrés Martín en todo el partido.

El seleccionador, Luis de la Fuente, dijo ver en el jugador del Barça un instrumento desequilibrante de primera categoría. No hizo mucho De la Fuente por acelerar el proceso de integración del joven de origen guineano, nacionalizado español el pasado 20 de septiembre e incluido en una plantilla en la que la mayoría son dos años mayores que él. Apenas le dio unos minutos para participar en un partido cuyos grandes problemas ya habían sido resueltos. El tiempo limitado no inhibió a Ansu Fati, que se mostró sereno, ni a sus compañeros, que le buscaron insistentemente.

Dos regates, una combinación, y tres acciones dentro del área definieron al futbolista y dieron la razón al técnico. El deslizamiento ligero entre líneas, el control rápido y el giro con la pelota controlada empujaron a los poderosos centrales montenegrinos al límite. Obradovic le ganó la posición la primera vez, luego le derribó —el árbitro no interpretó penalti— y a la tercera se le escabulló hasta presentarse mano a mano con el portero. Pozo desbordó por la derecha, centró para Villar y el centrocampista del Elche, en lugar de definir, se volvió para buscar al debutante. Ansu Fati fintó al defensa hacia la izquierda y el balón le quedó en la pierna menos hábil —la zurda—. El remate fue al pecho de Dukic. Si lo hubiera cruzado solo un poco, habría coronado con el 0-3 su debut como segundo jugador más joven de la historia de la sub-21, tras Bojan Krkic.

España lidera el grupo de clasificación de la Eurocopa sub-21 con pegada pero sin demasiado fútbol. La base del equipo que acudirá a los Juegos de Tokio es una obra en construcción. El centro de la defensa —Eric García, del City, y Jorge Cuenca, del Barça— presenta sólidos cimientos formados en La Masia. El mediocampo permanece indefinido. Pol Lozano, distinguido mediocentro del Espanyol, parece asentarse como el eje pero le faltaron socios que le ayuden a progresar con el criterio necesario. Beltrán, volante del Celta, es más amigo del desmarque en profundidad que de la distribución rápida; y Dani Olmo, que oficia de mediapunta y tercer interior, sigue siendo un extremo natural que debe multiplicar su presencia en todos los sectores del campo para subsanar necesidades que exceden sus competencias.

La precipitación, el abuso de pases largos, pudo ser consecuencia de esa falta de sintonía entre los habitantes del mediocampo. Las soluciones creativas no abundaron y las salidas verticales tampoco dieron resultados. Andrés Martín, el nueve del Rayo, no se encontró cómodo jugando de espaldas. Macedonia es un equipo tosco y fuerte. Careció de finura pero supo juntar dos líneas y cerrar el paso a las excursiones rivales.

El bloqueo se deshizo a balón parado. A la media hora de un choque marcado por los golpes a destiempo del bando local. El centro de Lozano fue interceptado por Buñuel, el lateral navarro del Racing, que cabeceó el 0-1. La sustitución de Beltrán por Villar proporcionó un socio a Lozano y el equipo comenzó a controlar los tiempos a partir de la posesión. El 0-2 desembocó a partir de una combinación certera de Villar con Lozano, Buñuel y Cucurella. Una excelente jugada para cerrar la parte más funcionarial del trámite y preparar el terreno para recibir a la gran novedad del fútbol español. 

La Rojita es un niño en plena gestación. Ansu Fati se suma en el momento justo.

LA ROJITA LIDERA LA CLASIFICACIÓN

El largo proceso de clasificación del Europeo sub-21 incluye ocho grupos de seis equipos que dirimen el ingreso a la fase final en diez jornadas, a ida y vuelta. La fase final se disputará en Hungría y Eslovenia en la segunda mitad de junio de 2021. España, vigente campeona de la categoría, se labra un desenlace sin sobresaltos. La Rojita lidera el Grupo F, que comparte con Kazajistán, Macedonia del Norte, Israel, Montenegro e Islas Feroe, con nueve puntos en tres partidos.

Tomado de: Elpais.com

Share
Sobre Fitin 2213 Artículos
Un madridista que sabe disfrutar las genialidades de sus cracks y las de sus rivales, siempre buscando la polémica en el mejor blog de Cubava. !!Visítenos a menudo y tiene prohibido dejar de comentar!!

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*