Las diez claves de las diez victorias del Barça

Share

1) Arrolladores en ataque: 37 goles, a 3,7 por partido

La apuesta de Luis Enrique es ir a por los partidos sin especular. En esta racha de 10 triunfos seguidos, su Barça ha sido una máquina de golear, anotando 37 tantos, a 3,7 por partido. Fuera de casa ha sido demoledor, con un 0-6 o un 2-5.

2) Eficaces en el trabajo defensivo: 5 partidos a cero

Curiosamente, el vértigo que genera el plan de juego del Barça parece haber responsabilizado más que nunca al equipo en la faceta defensiva. Sólo ha recibido ocho goles y en cinco de los 10 partidos no ha recibido ningún tanto.

3) El gol llega de la delantera pero los defensas se suman

Este Barça vuelca buena parte de su expectativa en Messi (11), Neymar (9) y Suárez (3), autores de 23 goles en esta racha. Pedro suma tres más del ataque. Sin embargo, la defensa también se ha animado (5) y, si acaso, falta la media (3).

4) Espíritu solidario que se traduce en una altra presión

La presión fue uno de los rasgos del Barça de Rijkaard y del de Pep. Luis Enrique la ha recuperado implicando a sus jugadores en una estrategia que a la postre es ofensiva: ahí está el robo de Suárez a Musacchio en el 1-0 del miércoles como ejemplo.

5) Rotaciones, sobre todo en una zona ancha tan exigida

Hasta 26 jugadores ha usado Luis Enrique en estos 10 triunfos. Nadie lo jugó todo, aunque Leo-Suárez-Ney son casi intocables. La media es la línea más variable por el esfuerzo que se le pide. Así, Rafinha ha intervenido en más partidos (8) que Iniesta (6).

6) Balón parado: ni un gol del rival, salvo de penalti

La mano de los técnicos se ve en el balón parado. En ataque, tres goles han llegado tras falta y dos, tras córner. En defensa, ni un gol rival de córner ni de falta, sólo dos de penalti. Recursos en desuso, como recuperar la contra, es otra virtud.

7) Capacidad de reacción inmediata a cada gol encajado

Los últimos cuatro partidos han presentado complicaciones, pero ante el Atlético (2-3), Villarreal (3- 2), Athletic (2-5) y Villarreal (3-1) el Barça tuvo siempre una rapidísima respuesta a cada gol encajado, prueba de su grado de confianza.

8) Un nivel físico que recupera la mejor versión individual

En esta fase se ha visto la mejor versión de los jugadores y la clave física explica ese gran rendimiento. Incluso Xavi, con 35 años, semarcó un trepidante partido en Bilbao. El banquillo cada vez es más creíble: Rafinha, Pedro y cía. responden.

9) Cracks enchufados y en sintonía: Neymar y Suárez

Sea cual sea el camino que se haya tomado, lo cierto es que la química de los cracks de este equipo no la pueden negar ni esas teles que le discuten todo al Barça. Suárez asiste mientras espera su explosión rematadora y Neymar se sale.

10) Messi lidera con goles y juego la reacción del equipo

La última razón de la ‘racha 10’ es, cómo no, el 10. Messi es mucho más que esos 11 goles de 2015, es el crack incomparable que hace mejores a los demás. Está por encima del número y por eso cedió el último penalti a Neymar.

Tomado de Mundo Deportivo

Share