Lisandra Guerra es bronce mundial en el keirin

Share
 Por: Joel García
270px-Lisandra_guerraLa primera medalla del deporte cubano en un campeonato mundial en el 2015 tiene un nombre femenino y llega desde el ciclismo: Lisandra Guerra, bronce en la prueba de keirin durante la lid universal disputada este fin de semana en París, Francia.

Para hablar de la única medalla de nuestra delegación, nadie mejor que su protagonista, con la que conversamos vía internet, tras subir al podio a recoger su quinta presea del orbe (1-1-3), válido para igualar a Yumari González (2-3-0).“El nivel es más alto ahora que en el 2013, cuando quedé tercera en la misma prueba”, comentó la matancera, quien tuvo una motivación muy grande para este tercer lugar en un mensaje de su madre luego del noveno lugar en los 500 metros contrarreloj.“Dijo que quizás ya se me estaba haciendo difícil una medalla mundial y eso me llegó muy adentro. Hoy salí con todo en el keirin, que no es mi especialidad favorita y en la primera que pensé fue en ella, en mi papá, mi esposo y el entrenador Florencio Pérez, por el apoyo incondicional”, expresó la ciclista, quien vomitó dos veces antes de competir y tuvo hasta cierta falta de aire.Sobre sus discretas posiciones en los otros eventos —terminó 18 en la velocidad—, reconoció que cedió ante las mejores del mundo, aunque también influyó llegar el día antes, sin tiempo para adaptarse a la pista. “Es una medalla lograda con el corazón”, recalcó Lisandra, superada este domingo solo por la australiana Anna Meares y la holandesa Shanne Braspennincx.La segunda opción de medallas por Cuba en la jornada del cierre era la joven Marlies Mejías, quinta en el ómnium con 149 puntos, tras quedar otra vez muy rezagada en la carrera de eliminación. “Estoy feliz con el quinto lugar porque fue muy peleado. Aún me queda mucho en el ciclismo y no pienso quedarme con las ganas de una medalla mundial”, dijo en exclusiva a través de Facebook, en tanto pidió dedicarle un saludo a su abuela Nancy Leyva.Cuba vuelve de Francia con una actuación memorable, aunque hay lecciones que aprender en un deporte que puede aportar no menos de cuatro títulos en los Juegos Panamericanos de Toronto.

Share