McLaren: “No hubo avería alguna, el piloto se salió de pista por el viento”

Share

McLaren ha emitido a las 17.00 horas el el primer comunicado oficial desde ayer por la tarde en el que asegura que Fernando Alonso está teniendo una sólida recuperación en el Hospital General de Cataluña, hablando con sus amigos y familia, además del personal sanitario del centro.

Asímismo explica cómo se produjo el traslado en la tarde de ayer: “Desde el lugar de los hechos fue llevado al centro médico del circuito, donde le dieron los primeros auxilios y, de acuerdo con los procedimientos normales, fue sedado con objeto de realizar un traslado aéreo al hospital”, asegura el equipo inglés.

“En el hospital se realizó un análisis exhaustivo y completo de su condición, que implica desde tomografías computarizadas a la resonancia magnética, y todos dieron resultados completamente normales”.

“Con el fin de proporcionarle la privacidad y la tranquilidad necesaria para facilitar una recuperación tranquila, continuará en el hospital para una mayor observación y recuperarse de los efectos de la medicación. La intención es darle todas las oportunidades para lograr una recuperación rápida y completa, y evaluaremos en su momento participará o no en la próxima prueba de Barcelona”.

LA INVESTIGACIÓN INTERNA
El equipo asegura que durante las últimas 24 horas han llevado a cabo un análisis detallado de los daños en el coche de Fernando, y sus datos de telemetría asociados, con el fin de comprender plenamente la causa o causas de su accidente. Las conclusiones son firmes:

“Su coche se fue largo en la entrada a la curva tres, donde hay una zona de astroturf -hierba artificial- con una consiguiente pérdida de tracción que causó un grado de inestabilidad, le escupió hacia el interior del circuito, donde recuperó la tracción y golpeó el lateral del muro”.

“Nuestros resultados indican que el accidente fue causado por los vientos racheados impredecibles en parte del circuito en ese momento, y que habían afectado a otros pilotos de manera similar (por ejemplo, Carlos Sainz Jr.)”.

“Podemos afirmar categóricamente que no hay evidencia que indique que el coche de Fernando sufrió un fallo mecánico de ningún tipo, ni tuvo pérdida de presión aerodinámica alguna, a pesar del hecho de que fue sometido a un importante nivel de fuerza-g. Por último, también podemos revelar que no hay descarga eléctrica o irregularidad en el sistema ERS del coche, ya sea antes, durante o después del incidente”.

Ese último punto refuta los rumores que se han extendido recientemente en el sentido de que Fernando estaba inconsciente por un fallo eléctrico. “Eso simplemente no es cierto. Nuestros datos muestran claramente que estuvo bajando marchas mientras aplicaba una presión de frenado completa hasta el momento del primer impacto, algo que claramente no habría sido posible si hubiera estado inconsciente en ese momento”.

“Nuestros datos también confirman que el coche de Fernando golpeó el muro de hormigón en el interior, primero con su rueda delantera derecha y luego con su parte trasera derecha. Fue un impacto lateral significativo, lo que podría dañar el frente en posición vertical y el eje”.

“Después del impacto inicial, el coche se deslizó por la pared durante unos 15 segundos antes de llegar a su fin. Las cuatro ruedas permanecían unidas al coche, pero no sufrió daños en el chasis o en las estructuras de choque entre las ruedas delanteras y traseras”.

Tomado de: MARCA.com

Share