El City se lanza a la conquista del mundo

Share

city“Crea el futuro”. La frase se puede leer en el inmenso gimnasio que hay en la recién estrenada Academia del Manchester City, donde se entrenan todas las semanas más de 400 chavales que están llamados a ser las estrellas de los próximos años. Unas instalaciones de lujo que constituyen una de las bases del proyecto del club inglés para su crecimiento de los próximos años.

Ferran Soriano, que fue vicepresidente del Barcelona, apostó por este proyecto que tiene el absoluto respaldo de sus jefes en Abu Dabi y del Ayuntamiento de la ciudad inglesa. En 30 hectáreas de una zona industrial marginal de Manchester, se asienta esta Ciudad Deportiva. Sobre un suelo que no valía nada y que estaba contaminado por esos restos industriales, se ha construido esta iniciativa. El Ayuntamiento accedió de inmediato por las contrapartidas a nivel social que ofrece el City. El proyecto es de tal envergadura e importancia para la ciudad, que en su inauguración estuvo el primer ministro inglés.

Está será la fábrica de nuevos jugadores. Todos los detalles están cuidados al máximo. Hay césped de diversos tipos para adaptarse mejor a los campos en los que juegan sus equipos, incluido el primero. Hay un campo de fútbol indoor, con medidas FIFA, para cuando el tiempo no permite entrenarse fuera y un estadio para el filial con capacidad para 7.000 personas.

El golpe definitivo
La formación de jugadores, unida a las inversiones en las grandes estrellas, garantizan el futuro deportivo. Las bases están sentadas, pero hace falta una Champions que suponga el espaldarazo deportivo que aúpe al City a lo más alto. Las dos últimas Premiers han situado a este club en la cúspide del fútbol británico, pero le hace falta el reconocimiento mundial. Y eso solo lo da una Champions. Sus últimas participaciones han terminado demasiado pronto.

Además del proyecto deportivo, el trabajo en los despachos no tiene pausa. El City quiere posicionarse en el mundo como el primer club global en la historia del fútbol. Por eso ha abierto sucursales en tres continentes más: New York City (América), Melbourne City (Oceanía) y Yokohama Marinos (Asia). En todos ellos, el City tiene la gestión deportiva.

La presencia en cuatro continentes ofrece un sinfín de posibilidades. En el plano deportivo, hemos visto como David Villa ha podido jugar durante varios meses en Melbourne antes de incorporarse ya definitivamente al New York City. Y a nivel económico, el beneficio radica en grandes patrocinios comerciales ante la audiencia global que ofrecen estos cuatro equipos. La prueba de ello es que el City ha negociado un patrocinio para los cuatro equipos valorado en 100 millones de euros con una gran marca del sector automovilístico. Un auténtico dineral.

El City apuesta por la penetración absoluta en todo el mundo. Abre su web y cuenta de Twitter al 80% de la población mundial al editar sus contenidos en 13 idiomas diferentes. Y los números van confirmando esta penetración con 400 millones de seguidores y unas audiencias televisivas que se mueven en 360.

Tomado de: MARCA.com

Share