Luis Tiant reclama justicia en Cooperstown

Share

Colaboración de Alexander Rodríguez
Por Jorge Morejón

MIAMI — Luis Tiant es una de las grandes injusticias del Salón de la Fama por Cuba al igual que Tony Oliva, pero él no pierde las esperanzas de entrar algún día al templo de los inmortales.

De paso por Miami, Tiant hizo un tiempo para participar en un evento que se está haciendo ya una tradición en la Capital del Sol: un juego con integrantes de la prensa deportiva y jugadores de Grandes Ligas, con el cual la afición del sur de la Florida despide a sus peloteros que pronto parten hacia los campos de entrenamiento primaveral.
El pitcher cubano más ganador de todos los tiempos en las Mayores hizo el lanzamiento de honor y celebró la nueva oleada de sus compatriotas.
“En mi época, nosotros (los cubanos) estábamos prácticamente solos. Si acaso había dos o tres dominicanos, puertorriqueños o venezolanos, pero ese lugar lamentablemente lo perdimos”.

Luis Tiant solo tiene opción de entrar a Cooperstown por el Comité de Veteranos
“Me alegra mucho ver los muchachos que están viniendo, que ya son unos cuantos y tienen mucha calidad”. El Tiante tuvo palabras de elogio para el zurdo Aroldis Chapman, cerrador de los Rojos de Cincinnati. “Es un gran pitcher, con condiciones como pocas veces he visto”, dijo refiriéndose al hombre que más duro lanza en todo el béisbol.
¿Y José Fernández, el derecho de los Marlins de Miami, Novato del Año en la Liga Nacional? “Uff… ese es un fenómeno y va a llegar a ser grande, grande”, opinó Tiant, quien ve con buenos ojos el regreso de Cuba a la Serie del Caribe, tras una ausencia de más de medio siglo.

“Tenía que pasar, tarde o temprano. Eso va a ser bueno para los peloteros cubanos, que se medirán a un béisbol de un nivel más alto”.

Con una carrera de 19 años entre 1964 y 1982, en la que sumó 229 triunfos, efectividad de 3.30, más de 2000 ponchetes y récord invicto en tres series de postemporada (3-0), entre otras cifras, muchos consideran que el cubano merece ser exaltado a Cooperstown, aunque sus opciones ya son sólo a través del Comité de Veteranos.
Tiant, esta vez sin su sempiterno tabaco, sonríe con malicia cuando le tocan el tema. “Eso depende de ellos, pero lo que sí les digo a esos locos es que no esperen a que me muera para meterme en el Salón de la Fama, porque sino, les voy a salir todas las noches a halarle las sábanas”.

Tomado de ESPN

Share