Boca lidera con Tévez

Share

tevez-bocaEl gran día llegó. Nadie quiso perderse la puesta de corto de Carlos Tévez con la camiseta de Boca. Ni siquiera Diego Armando Maradona, que lució una bandera de apoyo para el que fuera su pupilo en el Mundial de Sudáfrica como seleccionador de Argentina. ‘El Diego’ celebró los dos goles de su equipo, aunque bien le hubiera gustado celebrar uno del flamante fichaje del fútbol argentino.

Con el dorsal 10 a la espalda y con el sorprendente nombre de ‘Carlitos’ bajo tal, el héroe del momento saltó al césped de La Bombonera.

‘El Apache’ lo intentó desde todos los flancos y la tuvo de todos los colores. Situado como mediapunta, dirigió el ataque de los suyos, moviéndose por el centro y escorándose a ambas bandas en la incansable búsqueda de espacios. Regaló el primero del que serán muchos destellos de calidad en el minuto 40. Sobre la línea de cal, se zafó con soltura de un defensor y puso un centro que se envenenó y poco le faltó para convertirse en el primer gol del encuentro. También probó suerte de disparo lejano ya en la segunda mitad en dos ocasiones, pero en ninguna encontró fortuna. El primero fue desviado por guardameta Walter Benítez. El segundo salió repelido por el larguero. No pudo ser y Tévez se marchó sin su estreno goleador.

Boca llegaba a tan señalada cita inmerso en el ecuador del campeonato argentino. Recibía a Quilmes, equipo de segunda mitad de tabla, con el objetivo de hacerse con los tres puntos y recuperar el liderato perdido la pasada noche con la victoria de Ciclón por 3-0 ante Arsenal.

Objetivo cumplido. Boca Juniors se impuso sin excesivos problemas ante los ‘Cerveceros’, que no obstante presentaron batalla hasta el final. Llegaron a imponer dos goles de ventaja sobre el marcador, pero un tanto de Canelo a la hora de partido incentivó la esperanza visitante.

Rodolfo Arruabarrera alineó a Tévez en el rol del 10 clásico, como mediapunta por detrás de los dos arietes del equipo: Sebastián Palacios y Jonathan Calleri. Fueron éstos, precisamente, los que se enfundaron el traje de goleadores para dar el triunfo a los suyos. Primero fue Palacios, quien falló en primera instancia el uno contra uno frente al guardameta argentino, pero que aprovechó el rechace para alojar el balón al fondo de la red.

Pero la ‘delicatessen’ del partido llegó en el minuto siete de la segunda mitad. Su autor, Jonathan Calleri. El jovencísimo delantero, de tan sólo 21 años, se coló en la fiesta de Tévez para firmar uno de los goles del verano, si no de la temporada. Intentó la asistencia para el ex de la Juventus, que entraba sólo al segundo palo para el remate a placer. El envío fue interceptado por un defensor y el balón le quedó atrás para que Calleri hiciera enloquecer a la hinchada con un espectacular gol de rabona.

Pronto acortaría distancias Quilmes. Un gran envío de falta desde el lateral encontró el incontestable testarazo de Canelo, que llegó desde atrás imponiéndose a una zaga xeneize adormilada.

Los chicos de Arruabarrena no lograron cerrar el partido, aunque no fue por escasez de ocasiones. Un viejo conocido de la liga española, el ‘Cata’ Díaz, ex de Atlético y Getafe, dispuso de dos de las ocasiones más claras del encuentro. Una de ellas, una espectacular chilena en el área chica que se estrelló en el larguero. La madera tuvo más protagonismo del esperado.

El resultado murió con el 2-1. Boca no sólo celebra la prolongación del liderato. Su hijo pródigo está en casa, y ya gambetea sobre el césped de La Bombonera.

Tomado de Marca

Share