Uno por uno del Barça: sin Iniesta, el equipo se deshizo

Share

iniestaTer Stegen: ninguno de los cuatro goles se debió a un error clamoroso suyo, pero tampoco hizo por evitarlos.

Dani Alves: por su banda llegó el segundo del Sevilla tras un centro de Vitolo. Tuvo poco protagonismo en ataque por la banda derecha y se vio superado en ocasiones cuando le tocó defender.

Piqué: ante la presión del Sevilla no anduvo certero en la salida de balón, uno de los problemas que más acusó su equipo. No se entendió con Bartra en el 4-4, lo que forzó una prórroga que pudo valer un título.

Mascherano (93’): hizo la falta a Reyes que costó el 0-1. Con la salida de Rafinha se situó por delante de los centrales pero no contrarrestó el empuje del Sevilla. Al inicio de la prórroga dejó su puesto a Pedro.

Mathieu: se incorporó bien en el ataque durante los primeros 45’. Se equivocó en la marca a Vitolo en el penalti del 4-3 y le agarró. Vio una amarilla que pudo ser roja. Lo arregló en los últimos instantes de la final: arriesgó en una contra de Mariano para robarle el balón sin cometer penalti.

Busquets: como todos sus compañeros, mejor en la primera parte que en la segunda. Clave en el 4-1, él robó el balón en campo del Sevilla para asistir a Suárez. Sin Iniesta, perdió la batalla en el centro del campo ante los de Emery.

Rakitic: buena primera parte, dejó gestos técnicos de gran nivel y se entendió con Messi. Desapareció en la segunda.

Iniesta (62’): había dirigido el juego con acierto, dominando el centro del campo y percutiendo entre líneas. Se marchó al cumplirse la hora afectado por un golpe. Sin él, el equipo se deshizo por completo y se pasó del 4-2 al 4-4.

Rafinha (78’): sorpresa en el once, dejó buenas acciones por banda en velocidad y se marchó con un gol que le regaló Luis Suárez. Pudo hacer otro, un cabezazo suyo con más técnica que fuerza se topó con el larguero.

Luis Suárez: el más completo del Barça por delante, no dejó de pelear. Forzó las dos faltas que acabaron en gol de Messi. Falló una ocasión muy clara ante Beto, pero recogió el rechace y lo convirtió en una asistencia exquisita con caño a Krohn Dehli para que Rafinha marcara a placer. Después hizo el 4-1 con una buena definición.

Messi: gran primera parte e implacable desde el tiro libre. Hizo un golazo de falta, casi sin carrerilla y a la escuadra. Cinco minutos después repitió tanto de libre directo, unos metros más lejos y con más potencia. Se diluyó como el resto del equipo en la segunda mitad, no participó. Con otras dos faltas estuvo cerca de acabar con la prórroga y la final, respectivamente.

Suplentes:

Sergi Roberto (62’): impreciso y desubicado. El nivel físico del Sevilla en la segunda parte le superó y perdió varios balones claves. No desbordó cuando se encontró en banda.

Marc Bartra (78’): mal partido, no hubo entendimiento entre los zagueros del Barça. Errores de colocación en varias jugadas a balón parado y fallo grave en el 4-4.

Pedro (93’): pueden ser sus últimos minutos como jugador del Barça. Recuperó la posición en banda que había tenido Rafinha. Vio la amarilla nada más salir por una falta táctica. Cazó un rechace de Beto para fusilar y dar un título a su equipo.

Tomado de AS

Share