El Eibar es el líder

Share

S.D.EIBARDormirá feliz el Eibar, líder de Primera después de su magnífico partido en Granada. Mucho más intenso y dinámico que el conjunto andaluz, los de Mendilibar pasaron por encima de su rival en un excelente primer tiempo, para luego saber sufrir y verse beneficiados de la expulsión de Salva Ruiz al cuarto de hora de la segunda parte. Momentos en los que el conjunto andaluz había reaccionado marcando un gol y poniendo el 1-2 en el marcador.

Mal estreno del Granada, sin personalidad, con un ritmo impropio de un equipo que tiene que darlo todo para seguir en Primera. Dolorosa la actuación de El Arabi, su mejor hombre, siempre desconectado, sin fuerzas ni claridad para el remate. El Eibar vivió de la pujanza de Keko, el buen hacer de Dani García y las incursiones del lateral Luna, muy activo. Partidazo de Dani García, un centrocampista que manejó de manera excelente el partido. Muy poca cosa en el Granada, sin patrón. Quizás las ganas de Rochina y el desborde de Success cuando entró en el campo. Sandoval y sus jugadores deben reflexionar porque con la actitud del primer tiempo la permanencia se antoja muy complicada. El Eibar, mientras, inicia la temporada con la pujanza de la pasada. Las cosas del fútbol. Ascendido por los problemas económicos del Elche, el conjunto vasco es el líder a la conclusión de la primera jornada.

Granada: Andrés Fernández; Foulquier (Miguel Lopes, m. 46), Mainz, Babin, Salva Ruiz; Rubén Pérez, Javi Márquez; Rober (Edgar, m. 74), Piti (Success, m. 46), Rochina; y el Arabi. No utilizados: Dimitrievski; Khrin, Uche y Córdoba.

Eibar: Xabi Irureta; Capa, Ramis, Dos Santos, Luna; Escalante, Dani García; Keko, Adrián (Arruabarrena, m. 66), Saúl Berjón (Juncà, m. 75); y Sergi Enrich (Borja Bastón, m.79). No utilizados: Jorge; Pantic, Verdi y Errasti.

Goles: 0-1. M. 22. Adrián. 0-2. M. 35. Escalante. 1-2. M. 50. Rochina. 1-3. M. 67. Arruabarrena.

Árbitro: Iglesias Villanueva. Expulsó con roja directa a Salva Ruiz (m. 56). Amonestó a Keko, Adrián, Dani García, Luna, Escalante, Mainz y Capa.

Los Cármenes. Unos 18.000 espectadores.

No aprende el Granada de errores pasados. Salvado del descenso por un milagro en la última temporada, encaró el encuentro ante el Eibar con una desidia que Sandoval debe cortar de raíz si quiere que su paso por el banquillo andaluz no sea efímero. El Eibar se impuso porque fue mucho más intenso y descarado que un Granada que no supo a qué jugaba en la primera mitad, desconectado y blando, con jugadores incapaces de seguir a sus rivales en simples desmarques al espacio. El Granada fue un lío monumental, aunque en el camino de su perdición se vio perjudicado por el colegiado. Iglesias Villanueva no vio un claro penalti del meta Xabi Irureta a El Arabi a los 16 minutos.

El Eibar todavía no se lo creía, pero Keko, fichado del Albacete, dio señales de peligro. Hasta que Luna, exlateral del Sevilla y del Aston Villa, subió por su banda con una facilidad pasmosa. Semana grande para la familia González. Adrián, hijo de Míchel, marcó de un buen zurdazo y el Eibar se vino arriba. Tanto, que en plena descomposición del Granada llegó una jugada calcada al primer tanto. Otra vez Luna como una reencarnación de Rafael Gordillo. Pase al área y Escalante, en su estreno en Primera, marca a puerta vacía. El argentino aprovechó las facilidades del equipo andaluz, perdido en defensa y débil en la disputa del balón.

El Granada mejoró en la segunda parte. Tampoco podía hacerlo peor. Reactivado por Success, que dio un gol a Rochina, el conjunto andaluz pareció meterse en el partido. Por un momento se olió el empate. Sin embargo, Salva Ruiz manchó su estreno con una dura entrada a Dani García, por la que vio roja directa. Demasiado para este Granada. Arruabarrena hizo el tercero en el primer balón que tocó y el Eibar tomó Los Cármenes. Con tanta fuerza y autoridad que se colocó líder de la Primera División.

Tomado de El país

Share