El baile del mediapunta y el extremo del Chelsea

Share

MourinhoJosé Mourinho se ha empeñado en cambiar cromos en la mediapunta y en las bandas del Chelsea desde que regresó a Stamford Bridge en junio de 2013. “Le llaman mercado de traspasos, pero es de oportunidades. Y mientras esté abierto, siempre habrá opciones”, ha repetido este verano. Y mientras espera a un defensa, en los últimos días, los ‘blues’ han comprado a Pedro y han cedido a Cuadrado a la Juventus y a Marin al Trabzonspor turco continuando con el baile en su zona de vanguardia.

Una melodía que es hit en The Bridge. En las últimas tres temporadas, el Chelsea ha gastado 153,6 millones de euros en mediapuntas y extremos y ha ingresado 124,03 en sus ventas. Las puertas del vestuario se han abierto y cerrado varias veces para más de 20 futbolistas que han cambiado de elástica en ese periodo. Cuadrado y Marin han sido los últimos en salir. Dos casos opuestos. El polivalente extremo colombiano aterrizó como estrella en la Premier en febrero por 35,5 millones de euros. Sin embargo, no terminó de ser importante (15 partidos, muchos de ellos de suplente, y 0 goles). “Necesita tiempo para adaptarse, veremos al mejor Cuadrado la próxima temporada”, repitió Mou. No ha habido margen. Medio año después vuelve al Calcio, cedido a la Juventus, donde ha demostrado su mejor nivel. Una calidad que Marin no ha podido lucir en Inglaterra. Llegó como promesa del Werder Bremen en 2012 y ha encadenado cuatro cesiones. Sevilla, Fiorentina, Anderlecht y ahora Trabzonspor han sido sus destinos.

Dos futbolistas que han cogido la autopista de entrada y de salida que hay en la zona de mediapuntas y extremos ‘blue’. En el primer curso de la segunda etapa de Mourinho en el Chelsea, cuatro ‘artistas’ llegaron a Stamford Bridge. Willian (35,5 millones al Anzhi), Schürrle (22, Bayer Leverkusen), Salah (16,5, Basilea) y Atsu (3, Porto) se vistieron de azul mientras piezas importantes como Mata, que emigró al United en invierno por 44,73 kilos, o De Bruyne (rumbo al Wolfsburgo por 25) hacian las maletas. Como Malouda y Benayoun, que pusieron punto y final a sus años en Londres.

Una tendencia que siguió la pasada campaña. Mientras Cuadrado llegó a bombo y platillo, Salah hizo el camino inverso a Florencia como parte de la operación. Schürrle regresó a Alemania, al Wolfsburgo, por 32 millones de euros y Thorgan Hazard se marchó al Borussia Mönchengladbach cedido. El hermano de la estrella ‘blue’ fue traspasado este verano definitivamente al conjunto alemán por 8 kilos. Como Salah, que ha repetido cesión en el Calcio, aunque esta vez en la Roma.

Pedro, el último en llegar “Hemos fichado a uno de los mejores atacantes del mundo. Tiene una enorme ambición y eso me gusta”, confesó Mourinho tras la llegada de Pedro. Los 28 millones invertido en el extremo español se suman a las llegadas de los prometedores brasileños Kenedy (Fluminense, 8,6 kilos) y Nathan (Atlético Paranaense, 4,5). Este último ya ha sido cedido al Vitesse holandés.

Un mercado, el de los préstamos, que domina el Chelsea. Las cuatro cesiones de Marin son sólo la punta del iceberg. Lucas Piazón ha jugado ya en el Málaga, el Vitesse y el Eintracht. Atsu ya ha pasado por Everton y Bournemouth como Moses, cedido en el Liverpool y el Stoke. Ulises Dávila ha estado en cuatro años en cinco equipos. Como Kakuta, traspasado este verano al Sevilla: Fulham, Bolton, Vitesse, Lazio y Rayo Vallecano engordan su currículum. Ninguno ha gozado de continuidad en el primer equipo.

Tres puestos detrás del delantero que, en la segunda etapa de Mourinho en el Chelsea, han monopolizado Hazard, Oscar y Willian, con la inclusión de Cesc y de Ramires en algunas citas. Pedro rompe este trío. La música no para de sonar..

Tomado de Marca

Share

1 Comentario

  1. Y seguirá sonando porque ni crean que va a parar ahi, hasta que el hombre no gane la Champions(cosa que este año tambien tiene muy dificil) El futbol ingles por lo genreal se le hace comodo a los buenos jugadores de la Liga Española, pero no a los de otra liga, como la alemana y la italiana, pero como el Chelsea es un equipo Top no hay margen de adaptación, rindes en el momento o ve bajando…algo que ocurre un casi todo los equipos del 1er nivel, no se tiene paciencia con los jugadores…en el caso de Cuadrado es comprensible, un jugador que llega con más de 25 años y casi cuesta 40 millones tiene que rendir si o si, pero con De Bruyne y Marin, sencillamente Mou se desesperó. El año que viene William u Oscar uno de los 2 coge la puerta de salida y vendrá alguien por ellos.

Comentarios cerrados.