El Sevilla se moja por la Copa

Share

CELTA 15/16 SEVILLA 15/16Contra un más que digno rival y contra la lluvia tuvo que luchar un Sevilla que vuelve a la final de Copa seis años después. Los chicos de Emery sufrieron en varios tramos del duelo, pero terminaron aprovechando el resultado de la ida y las prisas que tenían los locales por seguir con una remontada que nunca llegó.

Aspas dio alas a su equipo anotando dos goles, pero Banega y la decisión del colegiado de no expulsar a Sergio Rico acabaron con todas las opciones de un Celta que tendrá que volver a la realidad de la Liga. Los de Berizzo tendrá que luchar por entrar en Europa en el campeonato doméstico, pero antes pudieron soñar de no haber fallado Aspas un gol cantado, de haber defendido bien Hugo Mallo a Banega en el primer tanto sevillista, de haber expulsado una clara roja a Sergio Rico por un penalti a Guidetti que el mismo jugador sueco falló.

La cita fue polémica y el fútbol se fue ahogando conforme el césped de Balaídos iba impidiendo la circulación de balón y el juego celeste. Con todos esos argumentos, la remontada terminó por ser imposible.

Y eso que la noche se convirtiera en histórica no estaba tan lejos para los locales. La llegada del autobús local marcó un encuentro que comenzó con el Celta en el campo del Sevilla y los hispalenses sufriendo cada vez que miraban lo lento que pasaban los minutos.

Primero fue Orellana el que habilitó a Aspas con un pase perfecto y después, el punta aprovechó un error de Rico tras un centro chut desde la izquierda para sembrar la duda. Sólo un minuto duraron esos fantasmas que se vieron sobre el banquillo de Emery, ya que Banega aprovechó un error defensivo del Celta para poner las cosas casi imposibles a los gallegos.

Antes de eso gol, el técnico visitante dio entrada a N’Zonzi, un cambio que se pudo haber ahorrado el preparador vasco viendo lo que ocurrió minutos después. Con todo decidido, el galo vio una amarilla a pocos minutos del final y con el choque acabado, fue expulsado por protestar al colegiado.

Con la eliminatoria casi imposible para los celestes, el Celta sufrió un nuevo mazazo después de que el árbitro no decidiera expulsar a Sergio Rico por un penalti sobre Guidetti. El sueco se quedaba solo para marcar y además, terminó fallando la pena máxima. Ni gol ni expulsión para que el Sevilla comenzase a mirar a un Barcelona que se verá las caras con el último equipo que le ganó en la presente temporada.

Share
Sobre Alex 235 Artículos
Gracias por visitarnos y por formar parte de esta familia deportiva que lleva por nombre NotiDeporte.