El rey del Bernabéu

Share

14566540875228Una vez puede ser casualidad, dos ya es más que significativo y tres no admite dudas: el Atlético se ha convertido en el amo y señor de los derbis ligueros en el Santiago Bernabéu. Simeone pagó la novatada en su primera comparecencia ante el máximo rival en diciembre de 2012 -cayó 2-0 frente al Real Madrid de Mourinho-, pero ya no lo haría nunca más. Desde entonces, cada visita al coliseo blanco es una bendición para los rojiblancos.

De hecho, el Atlético se ha convertido en el primer equipo de la historia que encadena tres victorias consecutivas en el Bernabéu en la Liga. Tras 14 años doblando la rodilla cada vez que el eterno rival estaba enfrente, el Atlético del Cholo ha volteado totalmente la tendencia. Tanto, que la victoria de los rojiblancos se ha convertido en lo normal. “Tomamos con naturalidad el poder tener la posibilidad de ganar aquí”, reconoció ayer el principal artífice del éxito.

“El fútbol es maravilloso. Y, al ser tan maravilloso, tiene esas situaciones que son poco explicativas hacia afuera. Es difícil transmitir lo que sienten mis jugadores cuando vienen a jugar aquí. Yo lo siento y lo percibo, más allá del resultado”, añadió Simeone tras el triunfo de ayer.

Un gol encajado en tres visitas

Sin ninguna duda, lo que ha desaparecido es el temor que les había perseguido durante tantos años. A las sensaciones del equipo se unen los irrefutables resultados que indican que no sólo el Atlético se llevó los tres puntos desde la temporada 13-14 en adelante, sino que además lo hizo sin apenas sufrir rasguños, encajando un solo tanto, por medio de un penalti.

La misma fórmula que le había llevado al éxito en las ocasiones anteriores volvió a funcionar para que el Atlético asaltara una vez más el estadio del eterno rival. “Más allá de ganar y perder, están las formas. Creo que el Atlético de Madrid sigue creciendo, sigue construyendo un presente y un futuro mejor, porque tenemos muchos jugadores jóvenes y eso nos hará mejorar en algunos aspectos que tenemos que hacerlo”, confesó el técnico.

El punto de inflexión de los derbis en el Santiago Bernabéu se inició realmente en la final de la Copa del 17 de mayo de 2013. Aquel gol de Miranda en la prórroga supuso un antes y un después en los enfrentamientos entre el Real Madrid y el Atlético. Los rojiblancos aprendieron a ganar, lo que comenzaron a demostrar en cada visita en el torneo de la regularidad.

Así que cuatro meses después, en la primera visita liguera desde la inolvidable consecución de aquel título, el Atlético volvió a asaltar el estadio merengue con un solitario gol de Diego Costa. Fue el primer aviso de que los del Cholo habían iniciado la temporada lanzados hacia la conquista de la Liga. De hecho, había que remontarse al 30 de octubre de 1999 para encontrar la última victoria liguera del conjunto del Calderón, cuando un doblete de Hasselbaink y una diana de José Mari certificaban el 1-3.

Imparable en la Comunidad

La temporada pasada el Atlético confirmó definitivamente que su triunfo no había sido flor de un día. Por eso Tiago adelantó a los de Simeone y Arda Turan deshizo la igualada que había establecido Cristiano Ronaldo desde el punto de penalti. Fue el único gol que celebrarían los blancos en los tres últimos derbis ligueros, pues ayer Oblak volvió a ser un cerrojo inquebrantable.

Con Simeone al mando, el Atlético no sólo manda en la capital, sino que traslada su hegemonía a todos los derbis que se disputan en la Comunidad. Frente a Real Madrid, Rayo y Getafe, encadena 17 encuentros sin conocer la derrota. Desde que goleara a los de Vallecas (5-0) el 25 de agosto de 2013, no ha vuelto a tener rival, empatando sólo tres veces, dos frente al Madrid y una ante los vallecanos. Mientras que al Getafe le ha pasado por encima en las seis ocasiones que se han medido.

Tomado de marca

Share
Sobre Alex 235 Artículos
Gracias por visitarnos y por formar parte de esta familia deportiva que lleva por nombre NotiDeporte.