LeBron James: “No cambió mi aproximación al partido‏”

Share

CLEVELAND – LeBron James (32 puntos, 11 rebotes y seis asistencias) y Kyrie Irving (30 puntos y ocho asistencias) dieron un golpe de efecto ante la ausencia de Kevin Love para ejecutar en ataque un planteamiento agresivo en defensa durante el Juego 3 que Cleveland Cavaliers vencieron ante Golden State Warriors (120-90). Ambos subieron varios peldaños en la escalera de estas Finales después de que en los dos partidos anteriores no fueran capaces de entonar el do de pecho para impactar en el marcador.

“No cambié mi aproximación al partido, no fui el encargado de agarrar las riendas del juego”, la humildad apareció en el alero para darle todo el crédito a su compañero, quien en los dos juegos anteriores había sumado tan solo seis puntos más de los que consiguió el miércoles. “Kyrie fue el que se hizo con el partido, especialmente al comienzo y al final. Se encargó de cerrar el partido y yo solo puse unas gotas de lo mío”.

Irving destacó para darle la ventaja inicial de 20 puntos a los Cavs en el primer periodo. Se mostró mucho más agresivo que al comienzo de la serie, se contagió de la responsabilidad y la obligación de no poder dejar escapar un Juego 3 que se antojó primordial, y se dejó llevar por sus virtudes. Anotó 16 puntos en el cuarto inicial, los mismos que los Warriors y dictó la tónica para que el conjunto se diera a la fuga en el marcador, pero sobre todo allanó el camino para que LeBron sacara a relucir su poderío. Precisamente hubo una jugada que evidenció que ambos jugadores estaban en la misma frecuencia.

Durante el tercer periodo, LeBron casi se cayó sobre la duela mientras trataba de dominar un balón rechazado en defensa. Le ganó la posición a Stephen Curry y al mantenerse en equilibrio soltó el pase a Irving, quien se la puso por arriba para que el ‘Rey’ concretara con la mano derecha. Sublime. Se trató sin duda de la jugada del partido y de una muestra del dominio de los locales. Las rachas de triples de Curry y Klay Thompson cuando las cosas les salen bien, fueron el ‘alley oop’ que hizo vibrar el Quicken Loans Arena.

“Quise ver algo especial. Algunas personas dirán que fue un mal pase, pero quería ver algo genial. El ver lo que hizo es increíble”, señaló Irving. A lo que LeBron continuó.

“Bueno todo empezó en la defensa cuando traté de adelantarme al pase a Steph. Eso me desequilibró pero fui capaz de rehacerme. Sabía que estábamos en una gran racha así que no estaba seguro de quién estaba a mi izquierda, pero se la pasé. Era Irving y anoté”, explicó James, quien contó con uno de sus partidos más completos en cuanto a lo que a anotaciones se refiere.

Contó con un balance de 10-de-18 en la pintura de los que logró 20 unidades. Además, tras la reanudación, LeBron también gestó un 4-de-6 en tiros más allá de la pintura, más de los que logró en toda la serie (3-de-14). Su planteamiento fue el de jugar del poste bajo al alto y le dio buenos resultados. Andre Iguodala lo tuvo difícil para frenarle y con él de marca el alero de los Cavs logró siete lanzamientos de 27 jugadas un número superior a los 5-de-39 jugada en los Juegos 1 y 2.

“Quise jugar de dentro hacia afuera. Comencé el partido yendo más al interior y salvar su defensa un poco. Hicimos un gran trabajo abriendo los espacios con R.J. (Richard Jefferson), Ky (Irving) y con Swish (J.R. Smith), así que eso me dio más hueco para trabajar en el poste”, aseguró.

De esta manera los Cavaliers se hicieron un lifting después de tenerlo todo en contra al comienzo de la serie en California. Ahora sólo queda ver si los ajustes de los Warriors son capaces de descomponer un sistema marcado por la agresividad que dio sus frutos en el Juego 3.

Tomado de http://espndeportes.espn.go.com/basquetbol/nota/_/id/2698803/lebron-james-no-cambio-mi-aproximacion-al-partido%E2%80%8F

Share
Sobre Lachy 10269 Artículos
Aficionado a los deportes. lazaror@unica.cu