Sigue sin ser la que queremos

Share

Resumámoslo así, 383 bases por bolas y 311 ponches, unidas a 113 errores y solo 21 jonrones en 32 partidos; esos son algunos de los cintillos que ha dejado la V Serie Nacional de Béisbol sub-23 en sus primeras cuatro jornadas.

Estadios prácticamente vacíos, terrenos en un estado bastante criticable, uniformes que en ocasiones rompen con los tradicionales colores que siempre han diferenciado a determinados territorios; así –desafortunadamente- ha comenzado un certamen que todos recibimos en sus inicios con los brazos abiertos, pero que, cinco años después, dista de ser lo imaginado.

A ver, sabemos que la pelota cubana tiene muchas, muchísimas deficiencias, y en ocasiones criticamos sin ninguna intención de aportar, pero hay cosas que no se pueden dejar pasar.

Se suponía que la Sub-23 llegaba para elevar la calidad de nuestro béisbol, ya que se presentaba como una excelente posibilidad para que los talentos más jóvenes, con pocas opciones de jugar en las Series de mayores, pudieran desarrollarse y no quedaran sin actividad durante casi todo el año.

Pero ahora tengo mis dudas. A diario vemos a los muchachos cometer cualquier cantidad de errores, incluso esos que no van a los libros, como los malos corridos en las bases o los tiros innecesarios, detalles que deslucen el espectáculo. Lo peor es que todo esto parece ser un problema en la formación y desarrollo de los peloteros, quienes, a pesar de ser jóvenes, presentan lagunas tácticas atípicas para su edad.

Todo esto no es nada novedoso. Se ha dicho a todas voces y lo peor es que no se palpa una mejoría. Tendremos que seguir a la espera de la Serie prometida.

En cuanto a las Avispas, su debut no pudo ser más placentero. Un escobazo a Guantánamo, con un KO (14-4) y un súper KO (18-3) incluidos. Claro, los Indios no son el medidor para saber con exactitud para qué está la novena santiaguera, pero se hizo lo que tocaba, dar un golpe de autoridad y salir con el “pie derecho”.

Hoy viernes continúa la acción en este campeonato nacional para menores de 23 abriles, y los montañeses debutarán como visitantes una vez que enfrenten a los granmenses en el parque Mártires de Barbados, de la Ciudad Monumento.

Tomado de:Sierramaestra

Share
Sobre Fitin 2317 Artículos
Un madridista que sabe disfrutar las genialidades de sus cracks y las de sus rivales, siempre buscando la polémica en el mejor blog de Cubava. !!Visítenos a menudo y tiene prohibido dejar de comentar!!

4 Comentarios

  1. Es que tenemos la costumbre señor periodista de hacer los analisis a medias. La serie sub-23 Hoy es un rotundo fracaso, primero falta el incentivo a los peloteros que aunque jovenes saben que no se les paga lo suficiente, entiendase lo que ganarian en cualquier liga pequeña del mundo, segundo ante cualquier evento internacional llaman a los mejores peloteros de estos equipos sin resptar la provincia el campeonato nada, el año pasado Camaguey estaba dando batalla al poderoso Santiago, y le llevaron su cuerpo de serpentineros completo, este año igual, los Centroamericanos son la meta a toda costa y costo, aunque la mayoria de estos jovenes no haran el equipos fueron llevados a una preseleccion gigantesca y una triangular que nadie ve, el espectaculo de la sub-23 bien gracias se fue a volina. Los muchachos le sirven de practica a los del equipo Cuba, y los estadios vacios, el torneo nada, la aficion que importa en fin, la gente quiere ver cosas de Calidad y alli esta el Futbol Europeo, donde si estan bien organizados, donde los Club son empresas rentables, en fin mirar afuera que somos de este planeta.

  2. …y busquen mejores especialistas para diseñar los uniformes, cuyos números parecen escritos por niños de 1er grado, muy feos…
    lo demás es sin dudas el béisbol que tenemos, un deporte que ya no tiene masividad, en el que los atletas no tienen nada de profesionalidad, lo que necesitan es juego y es lo menos que hacen…

  3. Hay muchos factores que juegan en contra de la sub-23 y los dos principales son:

    1-Falta de insentivo, el atleta tiene que ver que su esfuerzo es recompensado de una manera inteligente, interesante y no solo acompañado de los logros de su equipo, también recompensar los logros personales que pueda acumular, hablar de estos atletas destacados en los espacios televisivos y no de tanta basura. En otros países a esa edad los jugadores se están fogueando a nível universitario de manera extraordinaria, no solo en grandes ligas. Los jugadores japoneses, por ejemplo, juegan por una beca prestigiosa y un buen contrato en su liga local, es decir, que el cobro va en base a la calidad no a si eres licensiado en cultura fisica o no.

    2-En Cuba no existen centros de perfeccionamiento ninguno, ni siquiera existen jaulas de bateo abiertas para el publico, por ejemplo, estos centros sirven para que desde edades muy tempranas adquieran conocimientos básicos, se familiaricen con el guante, la pelota, el bate, el mascotin, los protectores, todo, muchos de estos centros se encuentran dentro de escuelas primarias o secundaria básica, donde los estudiantes forman su club o como le dicen aqui, circulo de interes, compiten contra otras escuelas, reciben transmision televisiva en su final Junior. Estos niños ademas son observados, registrados y procesados por ojeadores, que posteriormente continuan un -perfil- otra cosa que no tenemos un perfil para cada jugador según sus caracteristicas.

Comentarios cerrados.