Florentino Pérez sí tiene dinero para fichar, pero no ha sabido afinar el tiro

Florentino Pérez ha hablado claro
Share

El Real Madrid es uno de los clubs deportivos más ricos del mundo. Según reportó la revista Forbes en junio de 2018, la entidad merengue tiene un valor de mercado que llega hasta los 4,091 millones de dólares, con 32 millones de euros de beneficio anual (sin contar las ventas de jugadores), lo que suponía un aumento del 45 por ciento con respecto al ejercicio anterior.

Sin embargo, y por más que el equipo ha ganado las últimas tres Champions Leagues de manera consecutiva, su presidente Florentino Pérez ha rehusado hacer grandes desembolsos en fichajes de jugadores para la primera plantilla. La última incorporación de un jugador considerado estrella rutilante fue en 2014, cuando Pérez fichó a una de las sensaciones del Mundial, James Rodríguez, por 80 millones de euros.

Desde entonces, el nivel de los fichajes –y el desembolso en estos– ha bajado considerablemente, pues si entre 2009 y 2014 llegaron al club, Cristiano Ronaldo, Benzema, Kaká, Ozil, Bale, Kroos o el propio James, desde entonces a Concha Espina han llegado Kovacic, Danilo, Asensio, Theo Hernández, Dani Ceballos, Odriozola, Vinicius o  Thibaut Courtois.

La prensa se ha hartado de asegurar que el Real Madrid está falto de liquidez, sobre todo por el plan de ahorro que Florentino Pérez ha –supuestamente– adoptado para poder hacer frente a la reforma del Estadio Santiago Bernabéu, incluyendo la famosa cubierta que se quiere construir y que fue reclamo electoral del presidente en 2009. Sin embargo estas informaciones chocan de frente con las que, desde los mismos medios en muchas ocasiones, apuntan a que Florentino pretende hipotecar al club pidiendo un crédito de hasta 525 millones de euros para, justamente, llevar a cabo esas reformas en el estadio.

Mire usted, sin ser un lince de las finanzas, no se me escapa que ambas cosas no pueden ocurrir. O el Real Madrid no tiene un euro en caja para hacer grandes fichajes y se tiene que hipotecar –-a razón de 20-25 millones por temporada durante los próximos 25-35 años, según algunos reportes— o tiene mucho dinero que pretende utilizar en la reforma del estadio y por eso no puede hacer grandes fichajes… pero no se hipotecará. Pero las dos dos cosas no pueden ser.

Como los números de la entidad son públicos, sabemos que el club tiene en caja desde junio de 2018 190 millones de euros, con una deuda negativa calculada en 107 millones de euros (o sea, que su crédito supera en esa cantidad cualquier deuda que todavía tenga el club). Además, entendemos que en el momento que se realice la reforma del estadio, ya aprobada por la ciudad de Madrid, se podría buscar un sponsor para el mismo que pagaría substancialmente más que cualquier cuota anual de hipoteca que pudiera asumir el club. El Arsenal, por ejemplo, firmó en febrero de 2018 una extensión de cinco años de su contrato con Emirates por 280 millones de dólares, que incluye tanto la publicidad de la camiseta como los derechos de nombrar su estadio, y el acuerdo —finalmente roto en 2017— al que había llegado el Real Madrid con IPIC para financiar la obra y dar nombre al estadio rondaba los 400 millones de euros. Dinero para construir el estadio hay de sobra, vamos –de una manera u otra.

Por lo tanto, dejémonos de rodeos. Un club que invierte 163 millones de euros en traspasos esta temporada y queda apeado de la Copa del Rey en semis, de la Champions League en cuartos de final y está a 12 puntos del Barça cuando quedan 11 partidos por jugarse, no es un club sin dinero –o uno que no invierte–; es un club que ha perdido el norte y en el que su presidente no ha afinado el tiro en materia de fichajes

El dinero invertido en futbolistas como Odriozola (cuando el club tiene a Carvajal y la opción de Achraf como recambio), Courtois (cuando el portero titular es Navas, que ha levantado tres Champions), Vinicius Jr. (cuando has dejado marchar a Cristiano Ronaldo por poco más del doble que esta promesa de crack), o incluso Eder Militao (el último de la lista, 50 millones por un central con menos recorrido en Europa que Jesús Vallejo), deja bien a las claras que al Real Madrid el dinero para fichar le sobra, pero también que su máximo ejecutivo no tiene el punto de mira donde toca.

Se podría llegar a entender que Florentino, como el Bayern de Múnich hasta ahora, no haya querido entrar en una guerra económica en la que sabe que puede perder perfectamente contra las grandes fortunas árabes que manejan al Manchester City o el PSG, pero de ahí a sugerir que el Real Madrid no se ha reforzado como debía para esta temporada por falta de liquidez hay un largo trecho.

Podemos llenar horas de programación con millones de excusas, pero lo cierto es que si el equipo no ha invertido en los jugadores que la afición reclama –Mbappé, Neymar, Pogba, Hazard, Kane, etc.– es simple y llanamente porque su presidente no ha querido. O quizás ha perdido el toque mágico que demostró a principios de siglo, fichando a Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham.

O, peor aún, es que al presidente omnipresente y plenipotenciario del club blanco le han cambiado los gustos y ahora prefiere jugar a crear talento joven que ha fichar grandes nombres, eso que también se le daba. Quizás sea eso, y Florentino Pérez simplemente ha equivocado el tiro, consiguiendo cerrar la que a buen seguro sea la peor temporada del club desde 2006, cuando se vio obligado a dimitir de su cargo.

Tomado de https://es.yahoo.com/sports/noticias/florentino-perez-si-tiene-dinero-para-fichar-pero-no-ha-sabido-afinar-el-tiro-003412493.html

Share
Sobre RDairon 934 Artículos
Soy administrador de red, Mi equipo preferido es el Real Madrid.

4 Comentarios

  1. Tacaño, es la manera moderna de llamar a los Mafiosos? Donde esta la plata que no se invertido en los ultimos años en los atletas, bueno en eso anda el FBI. Pronto tendremos noticias.

  2. El salve de ustedes es Mbappe sino lo logran sacar del PSg es tapate de nuevo con los paquetes Benzema y Bale

Comentarios cerrados.