El ‘efecto VAR’ en la Liga: más penaltis, menos protestas y fueras de juego

Sistema VAR de videoarbitraje FIFA - Archivo
Share

Las penas máximas suben al máximo en 10 años, descienden un 68% las tarjetas por simular y se marcan 22 goles más en el descuento que el curso anterior

Año I del VAR. La revolución tecnológica ha sacudido el fútbol español. A su paso queda la evidencia de que algo sustancial ha cambiado en el juego. No solo esos parones en los que a veces caen los partidos mientras el árbitro se aprieta el pinganillo en la oreja y escucha a sus colegas de Las Rozas. No solo esos gritos de gol ahogados porque el gran hermano ha anulado un tanto. La presencia invisible del VAR ha alterado el comportamiento de jugadores, aficionados y árbitros. Esta Liga que acaba de bajar la persiana es, por ejemplo, la que ha registrado menos fueras de juego (4,54 por partido) desde que hay registros, en la temporada 2005-2006, según Opta. Es uno de los efectos de la orden que tienen los colegiados de dejar jugar y no señalar la posible infracción salvo que sea muy clara, ya que en el caso de gol será revisada en vídeo. Hay colchón.

El ojo que todo lo ve también ha provocado que sea la temporada con más penaltis (130 en total, 0,34 por encuentro) desde hace 10 años (el curso 2008-2009). Hasta 37 penas máximas han sido señaladas gracias a la intervención del videoarbitraje, una ayuda tecnológica que hoy permite ver con detalle todas esas jugadas dentro del área que, por su rapidez y por la concentración de jugadores, pueden pasar desapercibidas para el colegiado a pie de campo. Según el Comité Técnico de Árbitros (CTA), el curso pasado hubo 69 errores en la señalización de un penalti, de los que el VAR corrigió 44 y se mantuvo el fallo humano en 25. Es decir, que el VAR permitió pasar de un acierto del 91,5% en estas acciones a un 96,9%. “En todas las ligas con la tecnología suben los penaltis, es lógico. En el Mundial se pasó de 15 en la edición anterior a 29 en Rusia”, explica Carlos Velasco Carballo, que este jueves cumple un año en la presidencia del Comité.

El número de faltas (27,1 por encuentro) es el más bajo al menos desde 2006, y solo el curso pasado se mostraron menos tarjetas amarillas (4,89 por cita) y rojas (0,21), producto de que los futbolistas se sienten más vigilados: siete expulsiones directas fueron dictaminadas a través del monitor. Especialmente significativa es la reducción en el número de amonestaciones por protestar, un 17% menos que la temporada pasada, y por simular, un 68% menos y solo seis amarillas por este motivo en esta última Liga.

EVOLUCIÓN DE LAS ESTADÍSTICAS EN LALIGA

Promedio por partido (380 encuentros en total)

Fuente: OPTA. EL PAÍS

“El VAR ha funcionado extraordinariamente bien”, afirma Velasco Carballo sobre la gran apuesta de su mandato. El Comité ha celebrado 15 seminarios este ejercicio, por los cuatro del curso anterior, con los árbitros, ha analizado casi 2.800 clips de vídeo y ha aumentado los filtros de evaluación. Cada actuación arbitral es analizada en un informe por un delegado, en otro por el CTA y en un tercero por el propio colegiado, que ha de ver su partido en las 48 horas siguientes y rellenar un formulario en el que se autoevalúa. El trabajo para los colegiados se ha multiplicado: de 19 partidos de media hace un año, con dos descansos al mes, a 36 este curso, con solo dos parones al año. Los colegiados retirados, como Undiano Mallenco, podrán seguir a los mandos de la consola.

EVOLUCIÓN DE LAS ESTADÍSTICAS EN LALIGA

Promedio por partido (380 encuentros en total)

Fuente: OPTA. EL PAÍS

Hay un antes y un después del VAR. La tecnología ha participado en 60 goles este curso, y se han contado 121 intervenciones directas, una cada 3,14 partidos, un porcentaje similar al del Mundial (3,20). De esas, en 112 el árbitro hizo caso a su colega al otro lado del pinganillo, y en 66 acudió a ver el monitor en la banda.

“Ha sido una gran ayuda. No es casualidad que la Liga haya estado tan ajustada, en los puestos de arriba y en los de abajo”, explica Paco López, entrenador del Levante. “Ha habido más justicia que sin esta herramienta, pero también se han cometido errores. Hay un margen de mejora importante”, añade. “Se ve que en los partidos hay menos protestas”, se suma Asier Garitano, nuevo técnico del Alavés, “queda adaptarse mejor. Lo importante es que los criterios sean iguales para todos. La misma jugada a veces se revisa y otras no. Eso hay que mejorarlo, y también agilizar las decisiones. En el fútbol no estamos acostumbrados a que se pare tanto”.

EVOLUCIÓN DE LAS ESTADÍSTICAS EN LALIGA

Promedio por partido (380 encuentros en total)

Fuente: OPTA. EL PAÍS

Velasco Carballo recoge esta unificación de criterios como una de las cosas a cambiar —“es nuestra obsesión, pero la realidad dice que no siempre sancionamos de la misma manera”—, junto a las valoraciones del juego brusco grave y a esa necesidad de acortar la toma de decisiones. El tiempo medio invertido por revisión ha sido de 83 segundos, de 129 cuando se ha recurrido a la pantalla. Los partidos se han alargado, y de ahí que los goles marcados a partir del minuto 90 se hayan disparado: 22 más (67 por 45) que la temporada pasada. El tiempo efectivo de juego, sin embargo, ha disminuido: de 54m 18s a 53m 8s.

“Se ha de decidir más rápido”, pide también José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar. “No podemos estar dos minutos y medio esperando después de cantar un gol a ver si te lo dan, y luego en otras jugadas no sabemos ni por qué se para. Algo hay que hacer. Todos pensaban que el VAR iba a ser el no va más y que nos iba a salvar y de eso nada. La polémica sigue”.

Árbitras en el campo, hombres en el VAR

Los árbitros españoles vuelan alto en Europa. Hasta 34 participaciones en encuentros de la Liga de Campeones y de la Liga Europa han sumado este curso, por 33 los italianos, 32 los alemanes y 23 los ingleses. A partir de octavos, la ventaja se mantiene: ocho presencias de los jueces españoles, por siete de Italia y Alemania y cuatro de Inglaterra.

Esta buena salud no luce sin embargo en el arbitraje femenino. Ninguna árbitra española estará en el Mundial absoluto de Francia, ya que no hay ninguna en el grupo de élite, las que pueden acceder a estas citas. Marta Huertas y María Dolores Martínez están el segundo grupo. “Las mujeres en el arbitraje es uno de nuestros objetivos clave”, expresa Velasco Carballo; “nos falta que nuestras árbitras internacionales estén a más nivel. He prometido que una española pitará en la fase final de una Copa del Mundo”.

En Francia se dará una curiosa circunstancia. Sobre el césped pitarán mujeres, y en el VAR supervisarán los hombres. Las ligas femeninas no tienen videoarbitraje, así que ante las pantallas estarán 11 colegas masculinos, entre ellos los españoles Del Cerro Grande y Sánchez Martínez.

En España no hay ninguna árbitra ni asistente en Primera. Solo dos asistentes en 2ª. Seis en 2ªB. Y ocho árbitras y 20 jueces de línea en Tercera.

Tomado de https://elpais.com/deportes/2019/05/22/actualidad/1558541202_600702.html

Share
Sobre Lachy 10453 Artículos
Aficionado a los deportes. lazaror@unica.cu