Las emergencias del fútbol cubano

Share

El reciente desastre de la Copa Oro saca a relucir de nuevo el mal estado del balompié cubano

La Copa Oro terminó para la selección de Cuba, y lo peor es que la noticia no suena tan mal como parece. Tras tres choques, en los cuales los nuestros no lograron anotar, y sí recibieron un total combinado de 17 goles, tal vez lo más sano que pudo suceder es que la angustia terminara de una vez.

En muchísimas ocasiones, justo después de un fracaso deportivo, hemos tenido que escuchar frases que hablan sobre «mirarnos por dentro, analizarnos…», y no es que esté en contra de hacerlo, pero pasa que tras años de papelones ya empiezo a pensar que tanto paliativo no ayuda. Hay que operar.

Primero que todo, habría que extirpar de nuestro fútbol todos los pensamientos que consideran que estamos bien con lo que tenemos, porque la verdad es que nos encontramos en el otro extremo de esa mesa. Hace falta «formatear» no solo la concepción de nuestra identidad deportiva, sino la infraestructura, que de momento está fallando en prácticamente todos los sentidos.

Es también imprescindible poner en manos de los más adecuados las responsabilidades de guiar y dirigir el proceso de cambio. Alguien con buenas intenciones y poco conocimiento del asunto terminaría haciendo más daño, por muy difícil que resulte imaginarlo a estas alturas.

Importante es igualmente revisar la gestión que se está haciendo de los recursos que otorga la FIFA y de la planificación del calendario de los equipos nacionales en diferentes categorías. Es casi seguro que podríamos hacer un mejor uso de lo que tenemos a mano, y por otro lado lograr que la palabra «fogueo» no suene a «tres partidos al año».

A los muchachos que se desempeñan a nivel doméstico, a pesar de todas las dificultades, hay que darles crédito por su esfuerzo y también motivación extra. Si el campeonato local está por debajo del nivel que ellos necesitan, toca buscarles otros horizontes. Está visto y bien probado que el (auto)consumo del producto interno no siempre resulta ser una solución eficiente.

Ya lo de los «Legionarios» es harina de otro costal. Es enervante ver cómo los directivos del balompié en la Isla expresan que son los atletas quienes deben acercarse a Cuba, cuando en las restantes 210 asociaciones que integran la FIFA se hace al revés. Esto no significa que traer a todos los que nos representan en otros países vaya a arreglar las cosas, pero mal no haría tampoco.

Posiblemente haya muchas cosas más que decir y otros tantos elementos que merecen ser rectificados o mejorados. La idea es tratar de enviar «antibióticos» hacia los puntos más críticos, a ver si el fútbol en la Mayor de las Antillas empieza a dar señales de salir del coma.

Tomado de: Juventudrebelde

Share
Sobre Fitin 2101 Artículos
Un madridista que sabe disfrutar las genialidades de sus cracks y las de sus rivales, siempre buscando la polémica en el mejor blog de Cubava. !!Visítenos a menudo y tiene prohibido dejar de comentar!!

5 Comentarios

  1. Excelente comentario, basta ya de paliativos, y lo primero que hay que cambiar es la cúpula de la Federación Cubana de Futbol, con DT y todo incluidos, mandarlos a picar marabú! O recoger maíz sin camisa desde las 10 de la mañana hasta las 4 de tarde!!!
    Es necesario tener al menos un par de campos que cumplan los requerimientos internacioinales de calidad para que nuestros jugadores domésticos puedan entrenar y jugar con los visitantes.
    Es necesario hacer un corte de los atletas que tenemos y determinar los que tienen futuro y los que no, los que pueden insertarse en ligas foráneas y los que no, quedarse con los que van a rendir frutos a corto y mediano plazos y los veteranos que puedan rendir y transmitir sus conocimentos a los jóvenes.
    es necesario captar talentos en todo el país.
    Ponerle interes monetario a un deporte que lo puede reponer es inteligente y en este caso vital. (Creo que si hay un deporte que puede rendir dividendos económicos es el futbol)
    Y sobre todo acabar de una vez por todas con las trabas hacia los futbolistas que quieren jugar por cuba y estan en el extranjero, si en otros deportes se ha hecho porqué en el futbol no?
    Y por cierto sería bueno que las medidas que se tomen con los directivos sean de conocimiento popular!
    Ha sido una verguenza como ninguna otra no solo para el futbol y el deporte cubanos sino para nuestro país!

  2. Los unicos y verdaderos culpables del desastre del futbol cubano no son otros que la Federacion en general, quemenlos y tirenlos al rio !!!

Comentarios cerrados.