¿Por qué al Barcelona se le escapó Rodrygo?

Presentación de Rodrygo como jugador del Real Madrid
Share

El club blaugrana tenía un acuerdo cerrado con el jugador del Santos hasta que Florentino Pérez apareció en escena

Repitiendo los moldes de la operación Vinicius, el Real Madrid tiró la casa por la ventana y pagó 8 millones de euros al jugador de bonus

La obsesión (enfermiza) de Florentino Pérez por encontrar al “nuevo Neymar Jr.” le llevó a invertir 120 millones de euros en dos cromos repetidos: Vinicius Jr., en mayo de 2017, cuando ni había debutado en el primer equipo del Flamengo, y Rodrygo Goes, en junio de 2018, cuando daba sus primeros pasos en el Santos FC.

En las dos ocasiones, el Barcelona, siempre de la mano diligente de André Cury (el hombre de la secretaría técnica par Sudamérica), iba muy por delante del conjunto blanco. Y, en los dos casos, criterios puramente crematísticos, de un Florentino Pérez desbocado que decidió romper la lógica del mercado por dos futbolistas menores de edad, hicieron decantar el destino hacia el Bernabéu de dos jóvenes promesas, que tenían el cartel de ser aspirantes a Neymar Jr., la manzana prohibida para el mandamás merengue.

Lo que ocurrió en 2017 con Vinicius, se repitió un año después con Rodrygo, en los mismos moldes financieros. O sea, un bonus propio de crack por firmar para el jugador (signing bonus) de 8 millones de euros, más 8 millones más en comisiones para sus agentes. El Flamengo recibió 45 millones por Vinicius, y el Santos, 40 por Rodrygo. El Barça nunca se planteó entrar en una puja económica sin sentido que ni la afición ni el entorno mediático hubiera entendido.

traición

Perdido Vinicius (en este caso hubo una traición al Barcelona de un integrante de su staff), la secretaría técnica blaugrana se centró en la promesa emergente del Santos FC, Rodrygo, a quien se tenía controlado desde sus inicios en las categorías inferiores.

En la primavera de 2017, se había cerrado un acuerdo económico con el jugador, información que fue publicada en exclusiva por SPORT, que fue quien había destapado el interés del Barça por la joya paulista. En plena sintonía con el entorno familiar y profesional del joven extremo, el siguiente paso era empezar las negociaciones con el Santos FC cuanto antes mejor.

De hecho, llegó a haber una primera toma de contacto, no demasiado halagüeña para los intereses blaugranas, que tuvo lugar en la sede del Santos FC, en el histórico estadio de la Vila Belmiro en el mes de mayo de aquel año. La delegación barcelonista estaba encabezada por el CEO de la entidad, Òscar Grau, profesional de máxima confianza del presidente, Josep Maria Bartomeu.

momento delicado

El presidente santista, José Carlos Peres, que vivía un momento muy delicado y sobre el cual sobrevolaba una moción de censura, fue muy duro. No quiso negociar y se remitió a la cláusula de rescisión del jugador, que ya había debutado en el primer equipo, de 50 millones de euros.

El siguiente paso, acordado entre el futbolista y el Barcelona, era presionar al Santos para que accediese a traspasarlo, cerrando las puertas a cualquier otro interesado. Había optimismo en el Barça, porque se consideraba que ningún otro club europeo podía quietarle un futbolista que apuntaba muy alto… a no ser, claro, el Real Madrid. Y, en aquel momento, la sensación general, principalmente de quien gestiona la caja en el Barça, es que Florentino no volvería a cometer la misma locura que un año atrás había perpetrado con Vinicius.

Desde el punto de visto económico y financiero, nada hacía pensar que el Madrid iría a por una promesa brasileña, habiendo fichado ya a Vinicius, un futbolista de su mismo perfil, con solo 6 meses de edad de diferencia, y que ocupaba la misma posición.

El Barcelona confiaba en poder cerrar el fichaje de forma inmediata, a pesar de contar con recursos muy limitados en efectivo antes de la apertura del mercado veraniego.

paréntesis

Hubo un paréntesis en las negociaciones entre clubes, porque el presidente del Santos viajaría a Inglaterra, como jefe de expedición de la ‘seleçao’, que realizaba la segunda fase de preparación previa al Mundial de Rusia. Y allí fue cuando entró en escena el Real Madrid.

El director general blanco, José Ángel Sánchez, se citó con José Carlos Peres en el hotel de concentración de la ‘canarinha’ en Liverpool, donde el domingo 3 el equipo de Tite derrotó a Croacia (2-0, con un gol de Neymar), en un amistoso de baja intensidad disputado en Anfield Road.

La reunión fue muy breve, el brazo ejecutor de Florentino Pérez ofreció 40 millones al Santos, 20 millones de los cuales serían desembolsados de forma inmediata. Peres, que había anticipado su vuelta a Brasil ese mismo día ante la posibilidad de ser destituido, aceptó. Los problemas de liquidez del club, provocados en parte por su nefasta gestión, terminaban con el 50% del valor de traspaso de su principal activo.

Maniatado

El Barça, sin efectivo, no podía contraatacar, estaba maniatado. Rodrygo, además, recibió 8 millones de euros de bonus por firmar, cuando, en la oferta blaugrana, ni se alcanzaba el millón de euros.

El padre del futbolista, Eric Batista de Goes, llegó a llamar a los negociadores del Barcelona disculpándose, de forma muy sentida, por haber roto el pacto verbal que habían alcanzado. En la secretaría técnica quedó la sensación de que se había hecho todo lo posible por un futbolista con un futuro espléndido y que el Madrid lo había fichado solo como una reserva de mercado.

Tomado de: Sport.es

Share
Sobre Fitin 2213 Artículos
Un madridista que sabe disfrutar las genialidades de sus cracks y las de sus rivales, siempre buscando la polémica en el mejor blog de Cubava. !!Visítenos a menudo y tiene prohibido dejar de comentar!!

4 Comentarios

  1. Se nota cierto resquemor y como no, el diario Sport hace una reinterpretación interesada de como han sucedido los hechos, ya estoy aqui para añadir unos datos:

    – Sport en esta ocasión omite la famosa foto de Rodrygo con la camiseta del Madrid cuando tenía 9 años, obvio el porque, en unos casos eso es símbolo de “barcelonismo” y en otros se elimina.

    – Juni Calafat, el mandamas del Madrid en Futbol internacional ya seguía a este chico y a su agente desde el 2013, curiosamente por recomendación de William Jose que ficho por el Castilla por aquel entonces. Esto el sport lo sabe y lo calla claro.

    – Como siempre los análisis financieros en Sport son con cierta miopía. Olvida que Rodrygo era poseedor del 20% de los derechos del traspaso y el Santos del 80% restante, pues bien, según publica el diario brasileño UOL Esporte, que de esto sabe mas que el sport, Rodrygo renuncio a su porcentaje y se lo CEDIÓ al Santos para que este aceptara la propuesta del Madrid, ya que el jugador a donde quería ir es al Madrid. Nuevamente este hecho en can Barca lo verían como un gesto de amor eterno a la camiseta (XXXX renuncia a su dinero para venir al Barca de rodillas), en el caso del Madrid no…, ni se menciona.

    Resumen, les DIO CALABAZAS y ahora a inventar y sufrir por lo que parece.
    Suerte y desear que el chico fracase, no os queda otra

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*