De la fe de hierro a la defensa de cristal

El Barça ha encajado 11 goles en los últimos siete partidos
Share

El conjunto azulgrana calcó sus anteriores desplomes en Pamplona, Praga, Valencia, San Sebastián y Cornellà

El equipo es capaz de remontar resultados adversos pero acaba tirando el botín por la borda en el tramo final

Hacer pronósticos sobre este Barça se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo. La fiabilidad mostrada en los dos primeros años de Valverde -al menos en Liga- se ha esfumado en el presente para dar paso a un equipo capaz de lo mejor y de lo peor en pocos minutos de diferencia. La nula consistencia atrás volvió a triturar en Yeda la gran capacidad de reacción de los azulgranas, una película repetida en los últimos meses. De nada sirve la fe de hierro si a ésta le acompaña un sinfín de despropósitos: errores infantiles, inexistentes vigilancias defensivas, falta de concentración y quizá también de piernas.

Traumatizado por las debacles en Roma y Liverpool, el equipo parece navegar con el piloto automático a la espera de que llegue el tramo decisivo de la temporada. Asumido que ya no hay gasolina para estar a tope durante todo el curso, el vestuario viene ahorrando desgaste -tanto mental como físico- convencido de que podrá utilizar el DRS en el momento de la verdad. Habiendo levantado seis de las últimas 10 Supercopas de España, ni siquiera el nuevo formato resultaba suficiente estímulo. Bastaba con escuchar la diferencia de entusiasmo en los discursos de Simeone y Valverde en la rueda de prensa previa.

Y en esas anda el Barça, en una de cal y otra de arena esperando el regreso de la Champions. ¿O es que alguien cree de verdad que lo de Anfield está olvidado? La obsesión por la ‘orejona’ y el estómago lleno a nivel doméstico, además de una clara involución futbolística, explican las múltiples desconexiones culés. En Pamplona volaron dos puntos tras remontar, al igual que en San Sebastián y Cornellà. En el Ciutat de Valencia todavía fue peor, pues el equipo se ‘quedó’ en los vestuarios tras marcharse al descanso con 0-1 -acabó perdiendo 3-1-. En otras plazas, como Granada o Leganés, el campeón destiló pereza total para bajar al barro. Y aún así, la pegada le bastó para vencer en Butarque. Esa es la gran trampa del Barça: incluso a medio gas se ve en lo más alto de la tabla. La clasificación limita, y de qué manera, una autocrítica necesaria más allá de la zona mixta.

La mejora debe ser general pero especialmente en el apartado defensivo. Y no solo sin balón, sino también con él. En las últimas semanas el Barça ha olvidado que cuando se tiene el cuero también hay que estar ‘defendiendo’. Pep Guardiola se hartó a repetir que “como más ordenado atacas, mejor defiendes”. Dicho en otras palabras, el equipo gestiona las posesiones de una forma despreocupada, sin pensar que en cualquier momento puede llegar una pérdida, sin estar preparado ni bien colocado para asumir un hipotético contragolpe del rival. Años atrás, con Xavi e Iniesta, el Barça era amo y señor de los partidos, pero ahora el escenario es diferente y las vigilancias defensivas mucho más necesarias.

El equipo ha encajado 23 goles en 19 jornadas de Liga, el peor registro de la era Valverde. Con el duelo ante el Nápoles todavía lejos, los azulgranas están a tiempo de frenar la hemorragia de goles en contra para aspirar a la Champions. De lo contrario, ni siquiera la magia de Messi y la voracidad de Luis Suárez bastarán para plantar cara a los Liverpool, Juventus, PSG y compañía. Además, la ley no escrita que relaciona de forma inversamente proporcional los estados de ánimo de Barça y Real Madrid también castiga a los culés. Zidane ha encontrado un plan y los blancos se han convertido en un bloque sólido y resolutivo. Este Madrid va hacia alguna parte. El Barça camina, quién sabe dónde.

En este escenario, la Copa del Rey parece más un estorbo que otra cosa. Todo indica que el ‘Txingurri’ dará protagonismo a los menos habituales en el torneo del KO, algo que se le viene exigiendo desde su llegada a Barcelona. Es cierto, eso sí, que el nuevo formato a partido único hasta ‘semis’ aligera algo el calendario. La Champions no regresa hasta dentro de un mes y medio pero la fiabilidad defensiva no es un interruptor que pueda activarse de la noche a la mañana, por lo que el Barça debe tratar todos y cada uno de sus compromisos hasta entonces como una final. Solo así puede soñar la plantilla con llegar a la hora de la verdad con unos niveles de solidez, concentración y regularidad competitivos.

Tomado de: Sport.es

Share
Sobre Fitin 2434 Artículos
Un madridista que sabe disfrutar las genialidades de sus cracks y las de sus rivales, siempre buscando la polémica en el mejor blog de Cubava. !!Visítenos a menudo y tiene prohibido dejar de comentar!!

3 Comentarios

  1. Chicos según As: El Barça ofrece a Xavi un contrato de dos años y medio
    Abidal y Grau han ofrecido el entrenador del Al Sadd coger ya al equipo. Si no acepta, sería el candidato número uno para sustituir a un Valverde sentenciado.
    Esto aunque ahora desde canbarza se diga que era una reunión que estaba agendada pero que se adelantó y que era de “cortesía” da una idea de por donde van los tiros.
    Lo otro interesante es que las malas noticias nunca llegan solas. Tras la derrota del Barça en la Supercopa de España llega la lesión, y más que posible operación, de Luis Suárez. Y es que en SPORT se anuncia en exclusiva que el delantero uruguayo será visitado mañana sábado por el doctor Ramón Cugat por los problemas que arrastra el jugador en su rodilla de su pierna derecha. Luis Suárez sufre estas molestias desde hace semanas y no acaba de jugar en perfectas condiciones.

  2. El Al-Sadd insta al Barça a negociar de forma oficial por Xavi
    Turki Al-Ali, director ejecutivo del club, ha emitido un comunicado oficial en la web del club.
    “La posibilidad de que Xavi vaya al FC Barcelona en cualquier momento es normal, y se espera que regrese en el futuro porque fue su club y su primera casa. Pero hasta el día de hoy Xavi es el entrenador del Al-Sadd Club”. Así ha reaccionado el Al-Sadd, club qatarí al que entrena Xavi Hernández, a través de Turki Al-Ali, su director ejecutivo, una vez ha tenido conocimiento de la reunión del egarense con Òscar Grau y Eric Abidal, según avanzó RAC1.

    Aunque la versión del club azulgrana es que el viaje a Qatar se realizó para visitar al lesionado Ousmane Dembélé, hay testimonio gráfico de ello, el Al-Sadd no ha desmentido que se haya producido esa cita con Xavi , pero queda claro que con el club qatarí no ha habido contacto porque Turki Al-Ali ha añadido que “Xavi y su equipo están centrados en el partido de mañana contra Al-Rayyan. Sabemos que un club del tamaño y prestigio del Barcelona adoptará los canales oficiales pertinentes para entablar negociaciones”.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*