Firmino sella una sufridísima victoria del Liverpool ante el Tottenham de Mourinho

Share

Veinte victorias y un empate convierten al Liverpool en líder indiscutible. Nadie, después de 21 jornadas, había conseguido tantos puntos (61) en la historia de la Premier.

Una ventaja descomunal -tiene 16 puntos más que el Leicester y 17 más que el Manchester City– en la que la denominada ‘suerte del campeón’ está jugando un papel importante. La moneda siempre cae de cara para los de Klopp. Una historia que se volvió a repetir ante el Tottenham.

Los ‘reds’ conquistaron ante los ‘Spurs’ (0-1) una de las victorias más sufridas del curso. De hecho, acabaron pidiendo la hora, pero el gol de Roberto Firmino en el 37′ hizo la diferencia.

Mourinho tenía claro el plan: robar y salir a la contra. De ahí la defensa de tres que planteó de inicio. No le salió mal de inicio. El ‘Pool’ acaparaba la posesión -acabó con un 68%- y el Tottenham sembraba peligro con el vértigo que generaban los envíos en largo y las rápidas transiciones conducidas por Moura y Son.

Es cierto que las mejores ocasiones fueron para el líder de la Premier. Tanganga sacó bajo la línea un remate de Firmino en el 2′ y Oxlade-Chamberlain envió el posterior rechace al poste. Poco después, en el 23′, Gazzaniga se lució para evitar que Van Dijk anotara con un remate a bocajarro.

El 0-1, en el 37′, nació en un saque de banda que pilló desprevenido al Tottenham. Firmino acabó recibiendo de Salah, se quitó de encima a Tanganga y fusiló a Gazzaniga con un zurdazo letal. Su valor, lejos de Anfield, no termina de aumentar: sus siete goles en Premier han llegado jelos de Anfield. De cara a puerta no podía estar más en forma: conviene recordar que el brasileño cerró 2020 marcando al Leicester en Liga y a Monterrey y Flamengo en semis y final del Mundial de Clubes.

Asedio final del Tottenham

Salah perdonó al borde del descanso (43′) y Gazzaniga volvió a lucirse, ya en el segundo tiempo, tras un cabezazo de Mané (65′). Sin embargo, perdonó y dio pie al asedio final de los de José Mourinho, que echaron de menos al lesionado Kane.

La primera gran ocasión la tuvo Heung-min Son tras una pérdida de Wijnaldum, pero el coreano no supo batir a Alisson en el mano a mano tras una gran dejada de Moura en el 80′.

La más clara, en cualquier caso, llegó en el 82′. Centró Aurier y Lo Celso remató fuera incomprensiblemente en boca de gol. Su remate cruzó toda la portería de Alisson. Increíble, pero ciero. Klopp, enfurecido, trataba de hacer reaccionar a los suyos. Mourinho, de rodillas, no daba crédito.

Alisson aún tuvo que emplearse a fondo en dos ocasiones más para asegurar un 0-1 con el que el Liverpool se anotó su 38ª victoria consecutiva en Premier. El Tottenham, en cambio, cae a la octava posición y ve cómo el Chelsea, que cierra la ‘zona Champions’, le aventaja ya en nueve puntos.

Tomado de https://www.marca.com/futbol/premier-league/cronica/2020/01/11/5e1a206bca4741c42a8b45a7.html

Share
Sobre RDairon 981 Artículos
Soy administrador de red, Mi equipo preferido es el Real Madrid.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*