LeBron James, cada vez más cerca de cumplir su sueño de jugar con su hijo en la NBA

LOS ANGELES, CA - DECEMBER 28: LeBron James #23 of the Los Angeles Lakers and his son LeBron James Jr., on the court after the Los Angeles Clippers and Los Angeles Lakers basketball game at Staples Center on December 28, 2018 in Los Angeles, California. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Kevork Djansezian/Getty Images)
Share

A poco menos de un mes para cumplir 36 años, LeBron James sigue impartiendo clases magistrales de basketball IQ sobre el parqué. Recientemente coronado por cuarta vez desde que desembarcó en la NBA en 2003, y en muchas ocasiones dando la sensación de que está en su segundo peak, ‘El Rey’ ha firmado una extensión de contrato de dos años con Los Angeles Lakers, es decir, hasta 2023, a razón de 42.5 millones por temporada. De este modo, el cuatro veces MVP de la NBA podría cumplir su sueño de coincidir en la mejor liga del mundo con su hijo Bronny.

“Jugar con mi hijo en la NBA sería el mayor logro de mi vida”. Un logro al que LeBron James hacía referencia ya desde las Finales de 2018 y que está más cerca de conseguir. Al menos las cuentas cuadran. En 2023 se convertirá en agente libre y podrá fichar por cualquier equipo a su antojo, coincidiendo con el año en que su hijo Bronny tendría la opción de entrar en el Draft para desembarcar en la NBA.

El único, pero es que la Liga debe llevar a cabo el cambio de normas que baraja desde hace tiempo y que permita a los jugadores saltar al baloncesto profesional sin tener que pasar por la universidad, algo que está previsto que suceda en 2022. Actualmente tiene 16 años, es toda una sensación en su instituto de Sierra Canyon y en 2023 acabaría de terminar su etapa escolar para comenzar su periplo universitario.

“Estar en la misma cancha que mi hijo en la NBA… Sería lo máximo que podría conseguir como jugador”. Por eso no es casualidad que LeBron pueda ser dueño de su futuro el mismo año en el que Bronny firme con el equipo que le elija en el draft. De momento, verlos entrenar juntos ya hace que la imaginación de cada uno vuele libremente.

Siguiendo los pasos de su padre

LeBron Raymone James Jr, o lo que es lo mismo Bronny, está actualmente en su segundo año de instituto, formando parte de una de los mejores equipos de todo el baloncesto colegial estadounidense.

Tanto que el joven no tiene para nada asegurado su puesto en la plantilla por el el-hijo-de, sino que todavía hoy sigue ganándose su hueco en el roster a base de trabajo. En la pasada temporada jugó alrededor de 15 minutos por partido y promedió 4.1 puntos por choque. Sin embargo su proyección es bastante prometedora, su físico cada vez se parece más al de su padre con la misma edad y universidades con grandes programas baloncestísticos como Duke o Kentucky ya se han interesado por él.

Las predicciones le sitúan en los últimos puestos de la primera ronda del Draft de 2023. Normal cuando se trata de un auténtico fenómeno social y de Internet, con 5.8 millones de seguidores en Instagram, 4.5 millones en TikTok y más de 400.000 en Twitch. El equipo que se haga con sus servicios en un futuro se estará llevando a un jugador de baloncesto y a todo un influencer. El pack completo de la sociedad en la que vivimos, donde el deporte y las redes sociales mueven muchos hilos.

LeBron James, como el buen vino

Danny Green, compañero de James en los Lakers, tocó este tema en la revista Forbes. Según el jugador del conjunto californiano, “a LeBron le encantaría jugar con su hijo, aunque no sé si su cuerpo le aguantará otros tres años. No creo que quiera estar en la NBA y no poder jugar al nivel al que lo está haciendo ahora”.

Sin embargo, la línea evolutiva y los números de ‘The Chosen One’ dicen que no debería tener problemas en este sentido. El astro de Akron se ha ido reinventando con los años y sus estadísticas de la pasada temporada no son en absoluto el reflejo de una persona de su edad. Sus 25.3 puntos por partido son la misma media que firmó en 2016 cuando ganó el título con los Cleveland Cavaliers, sus 10.2 asistencias es la mejor marca pasadora de toda su carrera y sus 7.8 rebotes están bastante lejos de su peor promedio de 5.5 en su año rookie.

Y todo esto dosificándose más que nunca, con 34.6 minutos de juego por encuentro, siendo la marca más baja en sus 17 campañas en la NBA. No es por tanto extraño que con esta renovación de contrato con los Lakers vaya a convertirse en el primer jugador de la historia de la competición norteamericana en alcanzar los 400 millones de dólares en salario (serán 428 en total cuando termine este último acuerdo).

Tomado de https://es-us.deportes.yahoo.com/noticias/lebron-james-quiere-jugar-hijo-bronny-james-nba-lakers-075817134.html

Share
Sobre RDairon 1055 artículos
Soy administrador de red, Mi equipo preferido es el Real Madrid.

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.